12/03/2018
El rugby navarro es de primera categoría






Doblete histórico de las selecciones navarras Sub 16 y Sub 18, que el pasado domingo se impusieron a Aragón en la Final del Campeonato de España de Selecciones Territoriales B disputado en el Estadio Nelson Mandela, con lo que obtienen el ascenso a la máxima categoría donde se codearán la temporada que viene con los mejores conjuntos del Estado en dichas categorías.

 

La Sub 18 hace su trabajo

 

Los primeros en pisar el pasto natural del terreno de juego tudelano fueron los combinados Sub 18, con la particularidad de que fueron los aragoneses quienes ejercieron de equipo local.

 

Esto no pareció incomodar a los navarros que antes de los diez primeros minutos de juego ya habían encarrilado la victoria merced a dos ensayos convertidos por el “clan Arellano” (Bruno y Mario) y transformados por el apertura Heiko Morales, que completó un partido inmaculado en el que convirtió todos sus golpeos a palos.

 

La escuadra foral se mostraba superior a su rival y lo corroboró con otras dos marcas, logradas esta vez por el pilier derecho del BRT Menditarrak, Alexander Santesteban y de nuevo por el tercera centro, Mario Arellano, quien también fue uno de los destacados del choque al posar el oval por detrás de la línea de marca forastera hasta en tres ocasiones.

 

Con el 0 a 28 se llegó al descanso. El paso por el vestuario no amilanó el ánimo del conjunto navarro que, tras unos minutos de juego igualado, volvió a la senda de la anotación con dos nuevas marcas en los minutos 50 y 59 a cargo del “hooker” baztandarra Julen Iriarte y de “Super Mario Fast Arellano”, que completaba de este modo su “futbolístico hat-trick” particular. Las dos transformaciones del “infalible Morales”, colocaron el luminoso en 0 a 42.

 

Por último el propio apertura de La Única Rugby Taldea se encargó de cerrar la cuenta frisando el tiempo reglamentario con un nuevo ensayo que, tras su transformación dejó el marcador en el 0 a 49 definitivo.

 

Gran trabajo de un combinado luchador y solidario en el que destacaron también (entre muchos otros) el “jabato” Javier Vivar, incombustible en la segunda línea o el “buitrecillo” debutante Unai Revilla, quien entró en el partido desde el banquillo.

 

Los Sub 16 culminan la gesta

 

Si importante era la victoria de los sub 18, qué decir de la del combinado infantil, al que el Comité de Competición le otorgó toda la responsabilidad a la hora de provocar el ascenso de uno u otro conjunto.

 

Sabedores de todo ello ambos equipos salieron al campo muy concentrados ofreciendo unos minutos iniciales muy igualados en el que el primero en golpear fue el conjunto aragonés por medio de un puntapié de castigo convertido por su capitán Álvaro Pamplona. Los pupilos de José Emiliano Cantabrana no tardaron en reaccionar y el capitán navarro, Xabier González emuló a su homónimo para equilibrar el choque con otro golpeo entre maderas.

 

A partir de aquí y hasta los instantes finales del primer acto el juego estuvo muy embarullado sobre todo porque al XV foral le costaba maniobrar ante la imponente presencia física del equipo aragonés.

 

Pero poco a poco los jugadores navarros fueron sintiéndose más cómodos con el oval que se empezó a mover con mayor lucidez para ofrecer al numeroso público presente un final de periodo espectacular. En los cinco últimos minutos de juego el cuero aterrizó hasta en tres ocasiones tras la línea de marca foránea, Daniel Parrilla y Jokin Izal en dos ocasiones alcanzaron el ensayo que fue completado por las transformaciones de González para poner tiera de por medio e irse a disfrutar del descanso con un marcador favorable de 3 a 24 con el que encarar con garantías la segunda mitad.

 

Y la reanudación comenzó como había acabado el primer tiempo, con un equipo navarro muy concentrado que alcanzó tres nuevos ensayos y dos transformaciones para ampliar la renta hasta el 3 a 43 al correr del minuto 47. 

 

Pero los aragoneses estaban muy lejos de rendirse, y un minuto después completaban un ensayo para sumar 7 nuevos tantos en su haber. Llegaron minutos de “toma y daca”, con una nueva marca navarra transformada en el minuto 58 y la réplica forastera en el 64 para poner el 17 a 50 a cinco minutos del final. Con la victoria y el ascenso en el bolsillo, el tercera línea del Iruña Gabriel Cuesta, puso la guinda con un nuevo ensayo prácticamente sobre el pitazo final del colegiado castellonense Don Óscar Martínez.

 

Enorme partido del combinado Sub 16 que supo sufrir y encontrar su momento para asestar el golpe definitivo a una Selección de Aragón que vendió muy cara su derrota. El gran esfuerzo de todo el equipo hizo brillar a alguno de sus compañeros, como es el caso del apertura de La Única, Xabier González, emnulando a “Billy el Niño” en aquello de “donde pongo el ojo pongo el balón”; también de su compañero Jokin Izal que desde el andarivel diestro logró dos ensayos; y del riojano Daniel Parrilla que, desde su posición de “número 8” alcanzó tres marcas y convirtió una de ellas.

 

Fantástico trabajo de los chicos de ambas selecciones que recogen toda la labor que, al alimón, llevan a cabo desde la Federación apoyada en el trabajo de los clubes y sus entrenadores y que reciben los seleccionadores de ambas escuadras.

 

El año que viene afrontaremos este nuevo desafío con respeto e ilusión. ¡Categoría A, prepárate, Navarra ya está aquí!


Leer más noticias