Tanto nuestros partners como nosotros utilizamos cookies para personalizar contenido y publicidad, o analizar nuestro tráfico. Podemos recoger información no personal sobre el uso que haces de esta web. Puedes permitir el uso de esta tecnología, o controlar completamente qué información es recogida y procesada.

OK | Más información


29/10/2018
La defensa de La Única Femenino no basta para lograr la victoria en Eibar


Bajo estas líneas podréis leer la crónica que nos envían las chicas de La única de su partido del domingo pasado en Eibar. En el documento adjunto, la "ficha técnica" del choque:

 

Tremendo partido el disputado en las instalaciones de Unbe, con dos equipos muy competitivos y una climatología adversa, que endureció el encuentro.


La primera parte fue espectacular por parte de los dos combinados. Las defensas ganaron al ataque y el recital de placajes fue de lo mejor que se ha visto en la Liga Vasca en mucho tiempo. 


En ataque los dos equipos estuvieron espesos, a Eibar le costaba dar sentido al juego y La Única estuvo fallona en la transmisión del balón. Se desaprovecharon buenas ocasiones que, a la postre, tuvieron su coste.


Sin embargo, en defensa, la intensidad y agresividad fueron sobresalientes. Con un árbitro que dio mucha continuidad al juego, se sumaba fase tras fase, en un duelo sin tregua.

Con todo ello el 0 a 0 al descanso fue lo más justo tras lo visto en el campo.


En la segunda parte la intensidad bajó, La Única salió bien posicionada pero, de repente, tuvo un lapsus en su concentración, se dejó de subir y de presionar a las carreras (en muchos casos ladeadas) de las contrincantes; y en un partido tan igualado, la que bajase el pistón lo iba a pagar, y así fue.


Con 10 a 0 en el marcador, las verdes desaprovecharon una clarísima ocasión que murió en un golpe a escasos centímetros de ensayo. Quizás reflejo del partido, muchas ganas, mucha intensidad, pero muy poca eficacia. Eibar aprovechó a la perfección los escasos errores visitantes para transformarlos en puntos.


Al final, y a pesar del partidazo disputado, no solo se vive de buenas defensas, se lucha por la victoria, y las derrotas son muy amargas. Hay que seguir trabajando, sobre esta base, para mantener la concentración durante 80 minutos, y sacar provecho del buen juego. Una vez que se sale al campo se compite para ganar, y no se puede ser conformista. Hay que seguir luchando.


Agradecer al público que asistió, los ánimos que brindaron al equipo. Todo ese apoyo se sintió dentro del campo y levantó al equipo en momentos cruciales.

Descargas

Leer más noticias